Turismo y grandes carnívoros

Andujar2015P1060078-191

Lince ibérico. Sierra Morena, enero 2015. Chema Díaz

Desde hace unos años se ha incrementado el turismo de naturaleza o ecoturismo en nuestro parque natural de las Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Algunas personas de la zona se asombran al ver tanta gente en un mismo lugar cargados de cámaras, teleobjetivos, trípodes y telescopios como si fuera una competición de la Nasa. Lo cierto es que mientras nosotros estábamos en España en una guerra civil, los europeos ya estaban con los prismáticos observando fauna y la península ibérica es, sin duda, un paraíso para el aficionado a la vida salvaje. Del norte al sur y del este al oeste la tremenda variedad y diversidad de ecosistemas y paisajes da una fauna muy rica, con especies emblemáticas que cada vez parecen más fácil de ver, sin duda, por lo avanzado de la tecnología (aparataje, móviles, redes sociales, cámaras digitales con super-zoom…).

Fotógrafo de la naturaleza venido de Suiza intentando fotografiar osos en el parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

Fotógrafo de la naturaleza venido de Suiza intentando fotografiar osos en el parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

Cada año, sale a la palestra el debate del turismo osero, por llamarlo de algún modo, es decir, la afluencia de visitantes a los parques naturales de la Cordillera Cantábrica occidental, donde se asienta la mejor población osera española, y es cuestión de debates en círculos profesionales (turismo básicamente), administraciones locales (ya que desde el Principado de Asturias se obvia, de momento, este tipo de turismo “rural”), colectivos ecologistas y la población local. Unos se preguntan también si el observador de osos lo es por recomendación de una casa rural o después de la información que le han dado en un centro de visitantes o en un restaurante, o viene la zona buscando fauna y por lo tanto también alojamiento. El caso es que en los últimos tres años es un tipo de turismo que está generando ingresos de importancia en la comarca Fuentes del Narcea, pero queda mucho por hacer!

Rutas guiadas para la observación de la berrea. Natur

Rutas guiadas para la observación de la berrea. Natur

Unos achacan a los turistas o aficionados a la observación, fotografía, etc. de la fauna, posibles molestias a estas especies que, como el oso, están aún en peligro de extinción. Otros alegan que aún estamos muy verdes en este tipo de turismo que nos va a seguir llegando con mayor intensidad; faltan servicios y también dar a conocer los que ya hay, infraestructuras, señalizaciones, promoción y otras mejoras. Pero los ejemplos están ahí. Hace ya muchos años que cientos de ecoturistas se agolpan en ciertos valles de Sierra Morena (Andalucía) para intentar ver linces, águilas imperiales, buitres negros…, o en la Sierra de la Culebra (Zamora) para ver lobos ibéricos, o en Valladolid para observar a las aves más grandes de España, las avutardas, en los Pirineos para avistar quebrantahuesos, o en Extremadura para ver aves como los búhos reales, cigüeñas negras, águilas imperiales, buitres negros o mamíferos como ciervos y nutrias.

monfrague

Parque Nacional de Monfragüe, Extremadura

Hace ya muchas décadas que aficionados, sobre todo a las aves, en Europa recorren muchos lugares en busca de fauna para disfrutar con su contemplación. Hoy, muchos de ellos jubilados y, por lo tanto, con mucho tiempo libre, gozan de largas estancias en España recorriendo los santuarios de los grandes carnívoros (lince, lobo y oso). A ellos, se unió más recientemente, sobre todo después de la profunda huella que dejó Félix Rodríguez de la Fuente en los años 80, pero con mayor intensidad desde la aparición de las modernas cámaras fotográficas digitales, todo un creciente plantel de personas de todas las edades que buscan estas especies emblemáticas que antes sólo se podía ver en la televisión y hoy ya no resulta tan raro poder observarlas en plena naturaleza.

iberian

Una de las empresas que oferta visitas sobre el lince en Sierra Morena (Jaén)

Ante esta afluencia creciente de ecoturistas han surgido también empresas especializadas en rutas guiadas sobre estas especies faunísticas que, unas veces en solitario y otras veces, las menos, coordinadas con el tejido de alojamientos de la zona, ofertan y canalizan este tipo de turismo. Sin duda, hay también otro sector de visitantes que van por libre o que se animan a avistar fauna de forma indirecta o imprevista o porque se han enterado al llegar a ese territorio.

Con el uso generalizado de las redes sociales y los teléfonos móviles se ha revolucionado este tipo de turismo. La gente se pasa información en tiempo real de por donde se mueven linces, lobos y osos y en cuestión de horas, un lugar tranquilo se puede llenar de gente, a veces más de cien si se trata de fechas vacacionales.

Observadores de linces en Sierra Morena, enero 2015

Observadores de linces en Sierra Morena, enero 2015

Estos cientos de personas que se aglomeran en ciertos lugares para avistar linces y lobos se convierten en asiduos, normalmente, a este tipo de turismo y de lugares, por lo gratificante de la observación de esta fauna emblemática y la obtención de buenos documentos fotográficos, con las más variadas técnicas; fotografía de calidad con potentes y carísimos teleobjetivos, digiscoping, etc.

portada

Fotografiando un lince que se encontraba en la segunda sombra, a unos 25 m. Sierra Morena, enero 2015

La diversidad de especies que alberga el monte mediterráneo, bastante bien conservado en muchos sectores de Sierra Morena, hace de este lugar un destino ecoturístico de primer orden, a pesar de carecer de muchos servicios e infraestructuras, debido al régimen de propiedad; grandes vallados cinegéticos, y muy dispersa población.

Buitre1

Buitre negro en Sierra Morena

En Extremadura llevan mucho tiempo también dedicados al turismo de naturaleza, sobre todo de ornitología, de observación de aves. Muchas veces promovido por extranjeros y disfrutado por usuarios extranjeros. Normalmente, también los servicios guiados son realizados bien por empresas que no son de la zona, o bien por personas no vinculadas al territorio, con su domicilio muy lejos del espacio natural.

Observando aves en Monfrague, Extremadura

Observando aves en Monfrague, Extremadura

Hasta tal punto ha alcanzado importancia para aquellas comarcas el turismo de aves, que se organiza una feria ornitológica de importancia internacional, la FIO (Feria internacional de ornitología). Eso si, han mejorado mucho los servicios y la infraestructura para el visitante, para el ecoturista. Rutas perfectamente señalizadas y que, además, aportan una serie de paneles didácticos que dan un valor añadido a los senderos, interpretando el paisaje, la flora y la fauna y que falta en la mayoría de espacios naturales de Asturias, por ejemplo.

monfrague1

IMG_6509

Andujar2015P1060308-375

Señalización para interpretar el paisaje en el parque natural de la Sierra de Andujar, Jaén

Incluso la señalización en las carreteras es de gran interés, tanto para evitar atropellos a la fauna, como para informar al visitante sobre la presencia de osos (ejemplo en carreteras del concejo de Belmonte, Asturias) y de Linces (Sierra Morena). Pedido está desde hace más de un año para algunos tramos de las carreteras del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias para evitar tanto el atropello de osos como de los propios turistas que ponen sus trípodes en las carreteras.

Andujar2015P1060175-271

Carteles señalizadores en carreteras del parque natural de Sierra de Andújar

Otros servicios en Extremadura a los visitantes que van a disfrutar de la naturaleza son como para dar envidia a los que todavía estamos “en pañales” en esto del ecoturismo de calidad. Además de las señalizaciones de las rutas, los paneles informativos, hay que sumar toda una red de observatorios en los que no se ha invertido mucho dinero y cumplen perfectamente el papel para el que se destinan que es cobijar al observador de las inclemencias del tiempo y acostumbrar a la fauna a estas infraestructuras desde las cuales resulta más fácil y cómoda su visión, de forma gratuita, abiertos al público.

Hides en el parque nacional de Monfrague, Extremadura

Hides en el parque nacional de Monfrague, Extremadura

Andujar2015P1060192-286

Hide en zona de linces en Sierra Morena, Jaén

monfrague12

Hide y mirador en Monfragüe, Extremadura

Muchas veces no hace falta invertir miles de euros, basta la buena intención y ganas de trabajar para tener unos servicios mínimos para el ecoturista. Estos lugares de observación no son tampoco lugares “vacíos” sino que cuentan con paneles didácticos donde siempre se aprende algo mientras se llenan las horas de espera para avistar fauna.

IMG_6512

Paneles didácticos en los hides. Monfragüe.

El famoso mirador en el salto del gitano, un lugar privilegiado para la observación de aves en Monfragüe.

El famoso mirador en el salto del gitano, un lugar privilegiado para la observación de aves en Monfragüe.

Paneles informativos en el mirador, para que las personas interpreten mejor lo que ven.

Paneles informativos en el mirador, para que las personas interpreten mejor lo que ven.

Por si este despliegue no fuera poco, sin grandes inversiones, existen incluso servicios de transporte gratuitos por la zona para que los senderistas puedan recorrer el parque de mejor modo, sobre todo al hacer recorridos lineales, travesías de un punto a otro. Un servicio propio del parque nacional recoge a ciertas horas a los montañeros al final de las rutas para llevarlos de nuevo al punto de partida.

bus monfrague

Servicio gratuito de transporte para los senderistas en el parque nacional de Monfrague

En ciertos lugares existen también áreas de descanso, áreas recreativas perfectamente cuidadas y mantenidas y hasta servicio de fregaderos. En esas zonas ya se tiene claro que gran parte de estos turistas cenan, duermen y desayunan en los alojamientos turísticos, pero la comida siempre la hacen en el campo para aprovechar todas las horas de luz.

lavadero monfrague

Servicio gratuito de fregaderos en un área recreativa del parque nacional de Monfrague

monfrague11

Zona habilitada y gratuita como merendero para los turistas que recorren el parque de Monfrague

En la Sierra de la Culebra, Zamora, llevan mucho tiempo dedicados al turismo de naturaleza con el lobo como especie estrella. Reserva de Caza, la Culebra tiene muy buena población de ciervos y otros ungulados y, por lo tanto, de “comida” para el lobo. Se cuenta que las mayores manadas de España están allí y coincide en ese lugar el turismo de observación de lobo con su caza legal, al menos, de momento. El debate es constante. Se habla ya de que los ingresos del ecoturismo lobero están siendo superiores a lo que deja la caza del lobo. Apuestan por el lobo vivo como fuente sostenible de ingresos en aquellos medios rurales.

Sierra de la Culebra, Zamora

Sierra de la Culebra, Zamora

Varias empresas están especializadas en la zona, aunque ninguna sea de personas locales, para promover el turismo lobero, tanto la observación del lobo como la divulgación de toda la cultura pastoril sobre esta especie. Y los alojamientos (tampoco hay muchos) de la comarca cuelgan el cartel de completo. Además de los turistas españoles, son muchos los extranjeros, europeos en cuyos países ya no tienen lobos, que visitan esta tierra en busca del lobo. Y, frecuentemente, se deja ver.

Uno de los 3 lobos que pude ver en la Sierra de la Culebra durante la última visita.

Uno de los 3 lobos que pude ver en la Sierra de la Culebra durante la última visita.

logo_final_web_2

Algunas de las empresas que promueven el turismo del lobo en Zamora

logo_pie

Existe con mucha insistencia el debate de que la caza deja más dinero que el turismo de naturaleza, y desde algunos sectores se apuesta mucho más por la primera actividad que por la segunda. Sin embargo, este tipo de turismo deja ingresos más repartidos por toda la comarca y es una fuente de ingresos que no para de crecer, sobre todo por el turismo extranjero que, después de conocer la zonas linceras y loberas, están conociendo ahora la presencia del oso en la Cordillera Cantábrica.

veniata

Uno de los alojamientos de la Sierra de la Culebra cuya fuente principal de ingresos es el turismo lobero.

A lo largo de todo el año, el ecoturismo está dejando muchos ingresos en las comarcas donde se asientan los 3 grandes carnívoros en España. En la imagen, uno de los alojamientos de Sierra Morena que basa sus ingresos en el turismo del lince.

A lo largo de todo el año, el ecoturismo está dejando muchos ingresos en las comarcas donde se asientan los 3 grandes carnívoros en España. En la imagen, uno de los alojamientos de Sierra Morena que basa sus ingresos en el turismo del lince.

A nivel local, el turismo osero está dejando cuantiosos ingresos también en esta comarca. Incluso los panaderos que recorren las carreteras de montaña repartiendo por los pueblos, tienen que parar ante la demanda de los ecoturistas que observan fauna desde las carreteras.

A nivel local, el turismo osero está dejando cuantiosos ingresos también en esta comarca. Incluso los panaderos que recorren las carreteras de montaña repartiendo por los pueblos, tienen que parar ante la demanda de los ecoturistas que observan fauna desde las carreteras. Abril, 2015.

Por lo tanto, ante tantas experiencias que ya se están desarrollando en España en cuestiones de ecoturismo, son muchas las cosas de las que podemos aprender para aportar servicios de calidad a los visitantes del parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias sin menoscabo de la conservación de los espacios naturales que dan cobijo, en este caso, al oso.

Otro debate frecuente es la canalización correcta del visitante, la capacidad de carga, la fragilidad de los ecosistemas. Es cierto que una afluencia masiva no ordenada, con falta de información sobre las zonas de uso restringido del parque natural, con los senderos que se introducen en las zonas de uso restringido sin señalizar, está siendo un problema, tanto para la tranquilidad de la fauna como para el propio usuario.

Cientos de personas se agolpan y se concentran en ciertos lugares de Sierra Morena para observar linces.

Cientos de personas se agolpan y se concentran en ciertos lugares de Sierra Morena para observar linces.

Y esa masa de personas, tanto locales en nuestro caso (cosa que no se da en las zonas  de lince y de lobo de Zamora) como el grueso de los visitantes que están al lince en invierno y luego vienen al oso en primavera, podrían llegar a ocasionar molestias a la fauna si no se siguen una serie de pautas o código de buenas prácticas, que, al menos desde la Comarca Fuentes del Narcea se empieza a promover.

Personas en una zona muy sensible para los osos, de uso restringido, durante esta semana santa 2015.

Personas que acceden a puntos de observación en las mismas laderas por donde se mueven los plantígrados, en una zona muy sensible para los osos, de uso restringido, durante esta semana santa 2015.

 

Ecoturistas en Sierra Morena. Ahí se está oyendo constantemente nombres de montes de esta comarca, a visitar en primavera y otoño.

Ecoturistas en Sierra Morena. Ahí se está oyendo constantemente nombres de montes de esta comarca, a visitar en primavera y otoño.

Por todo ello, el que lleguen muchas personas en épocas determinadas a intentar observar osos en nuestras montañas no nos ha de resultar extraño, si no que será cada año, unido a la propia recuperación de la población osera, algo creciente. De un lado, el vecino del pueblo de montaña que se extraña de cruzarse en la carretera con mucha gente con sus trípodes en la calzada y, de otro, el propio visitante o ecoturista que busca una foto de oso sin informarse previamente de la normativa de los espacios protegidos, están llamados a entenderse y aprovechar esta corriente para la generación de ingresos en la comarca velando siempre por la conservación de la naturaleza.

Señalizaciones didácticas en otros parques naturales

Señalizaciones didácticas en el monte, en los senderos señalizados, en otros parques naturales.

Otro debate de futuro será el apoyo de este tipo de turismo a las mejoras medioambientales en la comarca, al sector ganadero, al mantenimiento de senderos, mediante novedosas iniciativas, voluntariado ambiental, etc. Ojalá pudiéramos ir siempre, un paso por delante!

Oso en el parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Abril 2015

Oso en el parque natural Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias. Abril 2015

De momento, la comarca Fuentes del Narcea se está organizando para llevar a cabo, como siempre fue su objetivo, un turismo respetuoso con la fauna protegida y los espacios naturales, teniendo al oso pardo como emblema para conocer con profundidad estos valles y sus formas de vida. Paquetes turísticos con un código de buenas prácticas que incluyen al oso como principal protagonista.

logo-experiencias-bueno (1)logo natur

Las empresas locales que, de forma coordinada entre ellas y con la Asociación de Turismo Rural Fuentes del Narcea llevan varios años organizando salidas y rutas guiadas sobre el oso pardo en el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias.

logo asoc tur

Desde algunas ong’s y algunos conservacionistas se critica fuertemente este tipo de ecoturismo. Lo cierto es que, se discuta o no, no es que nos vaya a llegar si no que llega cada año en mayor número. Por ello, desde la Comarca Fuentes del Narcea (Asturias) y la Asociación de Turismo Rural Fuentes del Narcea han sacado un Manual de Buenas prácticas en la observación de fauna, al igual que, posteriormente, en Ministerio de Medio Ambiente.

Manual_Buenas_Practicas_Observacion

Vídeo de lince en el parque natural de Andujar, Jaén, Sierra Morena. El sonido de fondo son las ráfagas de los cientos de cámaras en la zona. Enero 2015.

 

 

 

Anuncios