Aguila y osezno

Hace algunas décadas se hablaba de un nido de águila real en un gran roble de Muniellos, como algo excepcional en las costumbres de esta rapaz. Lo cierto es que las dos parejas que solemos ver por el parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias y bosque de Muniellos anidan en zonas rocosas.

aguila y rebeco

A principios de abril del 2013 pude ver al águila real acosando a unos rebecos (foto). La caliza no abunda en este sector occidental de la Cordillera Cantábrica, pero en una zona limpia de matorrales, caliza, el águila volaba muy baja a primeras horas de la mañana. Su sombra la acompañaba recorriendo la ladera cuando, de pronto, parece intentar avalanzarse sobre un rebeco, pero este reacciona a tiempo e incluso da un prodigioso salto y casi impacta con sus cuernos contra la poderosa rapaz. El águila abandonó su intento esa mañana.

aguila

En la zona, se mueven habitualmente los osos. Esos animales de los que se habla cada vez más en esta comarca Fuentes del Narcea, por lo habitual ya de sus observaciones a poco que se insista y, sobre todo, se cuente con los guías profesionales de la zona. En abril del 2014 pude seguir las evoluciones de una osa con tres crías del año que, por esas fechas, comenzaba a abandonar la cavidad de la osera donde, en enero, había traído al mundo a tres pequeñísimos esbardos.

osa hermo 14

Durante los 3 primeros meses del año, las osas no suelen abandonar a sus pequeños en las escuetas oquedades donde ocultan sus oseras. De uno a tres pequeñajos pueden alumbrar las osas en lo más crudo del invierno. El caso de esta osa fue de una prole abundante, tres pequeños ositos que se asomaban a la entrada de la osera durante el mes de abril a tomar el sol, mientras su madre daba unos paseos por el entorno para alimentarse.

osa hermo abril 14

Las fotos no son de gran calidad, más bien son “documentales” pues la distancia de observación era lejana, están tomadas con una cámara panasonic de 60X de aumentos, lo que equivale a un 1.200. En la foto se ve a la madre a la entrada de la osera, con los pequeños detrás. Su comportamiento era similar al principio de la primavera; salía durante unos periodos de unos 8-10 minutos para comer esa hierba que apetecen mucho durante esta época.

El 16/4/14 el águila real estaba pendiente de esta familia ursina. Fue en una de estas salidas de la madre para alimentarse cuando, de forma insólita, nunca antes vista ni filmada, el águila real se abalanza sobre uno de los 3 oseznos con fatídico resultado!

Al pie de la gran mole caliza donde se encontraba la osera, el águila real se alimentó con el cuerpecillo del osezno durante mucho rato. La osa al llegar de su paseo se encontró con sólo dos oseznos y nada pudo hacer por evitar aquel desenlace.

Lo cierto es que esta poderosa ave puede apoderarse de los rayones, las crías de los jabalís, y hasta de los lobeznos. De hecho, en un nido de una zona rocosa en el límite sur de Muniellos, un cráneo de un lobezno se encontraba al pie del nido del águila.

Sea como fuere, aquí está el testimonio inédito, único, del águila real alimentándose del osezno capturado en pleno parque natural de Fuentes del Narcea, Degaña e Ibias aquella tarde del 16 de abril. Pudimos ver a la osa mes y medio después y ya sólo le quedaba un hijo, desconociendo qué habría pasado con el segundo hermano.

 

 

 

Anuncios